JUNTOS SOMOS CAPACES

Dentro de las actividades programadas con motivo de la conmemoración de su 20 aniversario, la Asociación para la integración de las personas con enfermedad mental de Don Benito (Proines) sigue buscando aliados para facilitar la inserción laboral de las personas con enfermedad mental.

Por ello, desde el área laboral-ocupacional, y en colaboración con Fundación Mapfre, Proines organizó el pasado 30 de juliojuntos2 un desayuno de empresarios de los sectores de jardinería, viveros y fitosanitario. Medio centenar de personas, entre empresarios y autoridades, acudieron a esta cita.

Un encuentro cuya finalidad era dar a conocer a los presentes sobre la necesidad y ventajas que supone la contratación de las personas con enfermedad mental. De hecho, los empresarios pueden beneficiarse de incentivos económicos y tienen la posibilidad de contar con un asesoramiento integral y gratuito durante todo el proceso. Además, también conocieron de primera mano las empresas de la zona que ya se han adherido a este proyecto.juntos3

Los asistentes también acudieron a los invernaderos donde los usuarios de Proines se forman. En el acto estuvo presente la directora gerente del Sepad, Consolación Serrano, el alcalde dombenitense, José Luis Quintana, y el presidente de Proines, Casiano Blanco, entre otros.

Todas las partes coincidieron en señalar que la colaboración entre los poderes públicos, la empresa privada y el tercer sector pueden generar riqueza y un retorno económico y social importante para la comunidad.

El director gerente de Proines, Antonio Lozano, era claro en este sentido. «Ha llegado el momento de abandonar falsos prejuicios y estereotipos y es el tiempo del trabajo en común, de las estrategias y alianzas. La productividad, la generación de riquezas y de empleo, no es exclusividad de ningún sector específico. Todos estamos implicados y obligados: los poderes públicos y las administraciones, el sector empresarial y privado, y las entidades sociales como Proines también pueden colaborar para generar empleo y riqueza social», dijo.

Durante el pasado año 2014, unas 200 personas con enfermedad mental y sus respectivas familias fueron atendidas por Proines.